“La discusión acerca de cómo rebajar el peso de una mochila debe ser consecuente, pragmática y con perspectiva. De lo contrario, solo es una catarsis que alivia obsesiones que no tienen nada que ver con hacernos caminar más livianos.”