“Bajar de peso hoy en día es sencillamente un problema porque, ya sea por falta de voluntad, factores atávicos o derechamente un vicio, la gente no está dispuesta a comer menos. Punto. No hay otra explicación. “