“Si Canal 13 tenía en mente que nuestro país ganara la competencia, entonces tendría que haber seleccionado a los mejores exponentes, aunque eso hubiese significado obtener un producto televisivo más plano, sin peleas ni llantos. Pero ante la dualidad, ganar o tener rating, privilegiaron este último y, consecuentemente, usaron criterios televisivos para armar un equipo.”