“Subir una montaña es como seducir a una mujer. Mientras más difícil sea, más trabajo requiere; lo que implica esperar el momento oportuno, sin apresuramientos, porque de lo contrario, todo se echará a perder.”