“Descartando aludes y avalanchas que han sepultado pueblos y/o refugios, solo en una ocasión un terremoto ha ocasionado la muerte directa de montañistas.”