“Tras la desgracia, el grupo se vio separado. Los hermanos Pacheco pudieron salir del embrollo y gatillar el rescate, mientras Josué Jaque y Carlos Alvear se quedaron en el lugar y serían contactados en el transcurso de la noche por miembros del GOPE.”